PUBLICIDAD

Entrevistamos a Carlos Osoro, Arzobispo de Madrid

|

Carlos Osoro1Entrevistamos a Don Carlos Osoro Sierra, Arzobispo electo de Madrid, que se confiesa lector de este portal de información católica y revela dónde va a tener puesto su corazón en Madrid.

Don Carlos, lo primero agradezco muchísimo nos haya concedido una entrevista, ya como Arzobispo electo de Madrid, donde le esperamos con los brazos abiertos. ¿Por qué cree que el Papa le eligió a usted para la diócesis más importante de nuestro país?

Pues no lo sé, de verdad. No sé cómo decirte. Pero yo le agradezco al Santo Padre que me haya llamado a esta misión, y la desempeñaré con las mismas fuerzas con que lo he hecho en los lugares donde he estado, y le pido también al Señor que me dé, ya desde este momento, la sabiduría necesaria para acompañar y para ser el padre y pastor de esta Iglesia diocesana.

¿Ha tenido oportunidad de hablar con el Papa para agradecerle su nombramiento?

Lo he hecho a través del Nuncio, que es quien me comunicó que el Santo Padre me nombraba Arzobispo de Madrid.

El miércoles se despidió de los seminaristas en Valencia, que han crecido desde que llegó a la diócesis en 2009 y cuentan este año con 25 nuevos ingresos.

Tuvimos una fiesta muy bonita, celebré la Eucaristía con ellos y después cenamos, luego les dije unas palabras y el rector me habló, me pusieron un video que recogía muchos momentos de mi vida en la Archidiócesis de Valencia, y en concreto mi vida con los seminaristas, y después pude decirles unas palabras. Fue muy hermoso.

¿Cuál espera que sea, como Arzobispo en Madrid, su relación con el seminario, con los seminaristas?

Una relación muy grande. Mi vida ha estado fundamentalmente dedicada al trabajo con jóvenes y especialmente en el seminario. Fui 20 años rector en el Seminario de Monte Corbán, en Santander, lo abrí yo, después de mucho tiempo cerrado, y muchos de los sacerdotes que hay en Santander, sobre todo los más jóvenes, se han formado conmigo.

Para mí el seminario siempre ha sido el lugar donde he tenido puesto mi corazón, en todas las diócesis donde he estado, y aquí en Valencia ha sido igual en estos años.

O sea que pasará mucho tiempo con los seminaristas…

Naturalmente que sí, porque además el despacho está cerca. Bueno, lo conozco desde fuera, porque nunca he entrado en el arzobispado, he entrado en una sala que hay en la Catedral cuando ha habido que revestirse en alguna fiesta, pero ciertamente está cerquita y naturalmente que iré con mucha frecuencia.

PUBLICIDAD

Yo se lo he dicho a ellos en la carta que he escrito a la Archidiócesis de Madrid, cuando me dirigí a los seminaristas les decía que mi vida no se explica sin el seminario, donde pasé 20 años. Los seminaristas para mí siempre son una preocupación y una ocupación capital en mi vida y en mi ministerio, porque sé que además una comunidad cristiana sin el ministerio sacerdotal no existe. La comunidad cristiana la preside Nuestro Señor, y el Señor se hace presente a través del ministerio sacerdotal, fundamentalmente.

¿Tiene ya decidido dónde vivirá cuando llegue a Madrid?

Sí, ahora al principio, hasta que pueda arreglar la casa y eso, me voy a ir a vivir a un convento de religiosas, en concreto las Hermanitas de los Ancianos, que me dejan una habitación y un despacho. Yo lo que necesito en estos momentos es poder estar preocupado solamente por estar con la gente, conocer la gente, y el hecho de que puedas tener solucionado todo es mucho más fácil.

No quiero estar preocupado ni de viviendas ni de nada de nada, eso ya tendré tiempo de hacerlo en meses posteriores.

Carlos OsoroEl día 25 de octubre tomará posesión como Arzobispo de Madrid. ¿Qué les pide a los madrileños para preparar ese momento?

Creo que el deber fundamental está en mi vida. Pedid al Señor que me dé a mí mismo, que no guarde nada. Eso que hacían los primeros cristianos, que se dejaban comer… Todos tenemos la tentación de guardarnos a nosotros mismos.

Que no hagamos una ideología de la Iglesia ni de la vida cristiana. La vida cristiana es la vida de Cristo, la Iglesia tiene que ser una historia de Amor, la Iglesia no tiene que volverse mundana, porque se hace débil, la Iglesia tiene que tener el fervor apostólico que tuvieron los primeros cristianos, la Iglesia tiene que ser capaz de crear atracción, como hacía Nuestro Señor, que la gente se asome y vea que merece la pena. Aquello de la primera comunidad cristiana, que la gente venía a apuntarse, se agregaba.

Esto es lo que yo tengo que animaros a todos a hacer y lo que tengo que hacer y lo que pido al Señor que haga posible que yo haga, pero sé que hay mucha gente que cree esto mismo y que lo vamos a hacer juntos. Vamos a ayudarnos a hacerlo, ¿no?

Cada uno con las sensibilidades diferentes que tiene, pero esto es como un padre de familia que tiene muchos hijos, y todos están sentados a la mesa, y es verdad que en la mesa hay unos que piensan de una forma, y otros de otra, pero lo importante es que el padre logre sentarlos, y logre que todos se ayuden, y que todos coman del mismo plato, y que todos puedan hacer posible y visible que la familia de Dios no es una teorización, sino que es una realidad que la vamos a hacer todos con la Gracia y con el Amor del Señor.

Por último y para terminar no puedo dejar de preguntarle por la prensa religiosa digital. ¿Lee Infovaticana? ¿Le gusta?

Claro claro, soy asiduo, os leo siempre, y os agradezco lo que hacéis, lo que decís, y yo creo que es muy bueno el que ayudéis a todos, en definitiva a anunciar a Nuestro Señor porque es la gran tarea que tenemos, que en la Iglesia todos formamos un solo cuerpo y que nuestra respuesta tiene que ser a ese Amor incondicional que Dios tiene por nosotros, la respuesta de todos y en los lugares donde cada uno estamos, vosotros como informadores y que servís en los medios de comunicación social, que tanta importancia tienen en anunciar la Verdad y el Camino verdadero, que los cristianos sabemos que es Nuestro Señor, pues ¿cómo no os voy a agradecer yo todo lo que hacéis?

Yo creo que de lo que se trata es de que todos salgamos a anunciar la alegría del Evangelio, y sin miedos, salgamos a servir, y que descubramos todos que vale la pena gastar la vida por Cristo y apostar por hacer un mundo que merece la pena, un mundo que no es el mundo que lleva a un camino de agotamiento, de atrofia, de insensibilidad, de aburrimiento, sino todo lo contrario, un mundo que lleva a descubrir la novedad que tiene el ser humano cuando deja que entre Dios, con todas las consecuencias, en su vida, y cuando sabe que Dios quiere ser para él fuerza y vida para que se haga presente en medio del mundo como hijo de Dios y como hermano de todos los hombres.

Eso es lo que enseña además, con una belleza singular, el mismo Jesucristo haciéndose hombre, y no nos deja al pairo de nuestras fuerzas sino que sigue regalándonos su Gracia y su Amor para poder hacerlo.

Muchísimas gracias por su atención y por dedicar parte de su tiempo a los lectores de Infovaticana.

0 comentarios en “Entrevistamos a Carlos Osoro, Arzobispo de Madrid
  1. ¡Qué alegría pensar, y saber, que vamos a tener un obispo con el que se pueda hablar, acogedor, que no te dé con la “puerta en las narices” o con respuestas a través de otros, echando por tierra todos los proyectos e ilusiones que llevabas en ellos. ¡Gracias, D. Carlos!

  2. Infovaticana donde tiene que estar. Saludando con alegría a sus pastores y denunciando con rigor a los parásitos y fernandiscos.
    ¡Enhorabuena por esta entrevista!

  3. “No quiero estar preocupado ni de viviendas ni de nada de nada…”

    Oye, genial ser obispo. Los demás sí nos tenemos que preocupar de vivienda, comida, luz, gas, etc.

  4. Cuidado D. Carlos: en Zaragoza D. Manuel permitió que se quedase Yanes y esto ha sido una guerra subterránea contínua. Y Rouco no creo que sea mejor que D. Elías. Échelo ya del palacio y no deje pasar tiempo desde la toma de posesión o lo pagaremos todos.

  5. Tengo varios conocidos en Valencia (valencianos y no valencianos, pero residentes en la provincia levantina) que me aseguran, sin pestañear, que los “males” que aquejan la Diócesis de Valencia, de la que es obispo saliente monseñor Carlos Osoro y obispo entrante el cardenal Antonio Cañizares, son los mismos que afectan muy gravemente a otros diócesis españolas y a la Iglesia en general.

    A saber: reemplazo de la promoción de militantes o evangelizadores fieles a Cristo y a su Iglesia, por la de burócratas antimilitantes, figurones, trepas, arribistas, meros enchufados, antinatalistas de mentalidad neoburguesa y de espíritu funcionarial, feministas proabortistas, progres, laicistas de mentalidad valenciano-nacionalista excluyente, nepotistas políticamente correctos…

    De ser así, nada bueno bajo el sol. Para esta Iglesia que, de tan mundanizada, a uno le produce ya casi un ataque de risa. ¿O no es así, monseñor?

  6. ACABARAMOS GABI!!!. Rouco utilizando de forma maquiavélica las mismas técnicas “okupas” q el antisistema Cojo Manteca. No me jodas. No cuela. En Palacio no hay una habitación libre para tal ilustre personaje. No m lo creo. Hay que escenificar, eso sì, el cambio de modelo de iglesia cavernaria a iglesia primaveral y misericordiosa. Primer paso: vender q Rouco fue un Arzobispo de Madrid “renacentista” y facha. “Lepra de la corte”, que djjo aquel. Segundo paso: hay q vender q Osoro es la esencia de la humildad, en contraposición con Rouco, personaje siniestro que deja a Richelieau como un aficionado, y en consonancia con Francisco.

    Sigo?

  7. Pescadero: No va usted muy descaminado, pero persiste la experiencia de Zaragoza. Unos por “modelnos” y otros por caveranrios, el pueblo de Dios “fornicat”

  8. bueno, si dice don Carlos que lee asiduamente esta página. Y como tiene inteligencia a pesar de ser de ciencias, jajajaja (es broma) lo entenderá. No se preocupe don Carlos por nada, se que era usted desde el principio, aunque al estilo de Emaús casi no quise creerlo hasta al final. Me acordé del libro con su voz grabada que me dejó un amigo del multifestival David. Un cordial saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles