PUBLICIDAD

El Papa desgrana los 15 pecados de la curia

|

consisorioSentirse indispensable, no hacer autocrítica, sentirse elegido, vanagloriarse, pertenecer a círculos cerrados, la mundanidad y el exhibicionismo, entre otras.


Tomando la imagen paulina del Cuerpo Místico de Cristo, el Obispo de Roma en su saludo de Navidad a la Curia Romana, después de agradecer a Dios por los bienes y pedir perdón por las faltas, dijo que la Curia Romana es “un pequeño modelo de la Iglesia”, un cuerpo complejo, compuesto de miembros, dinámico. Pero que no puede vivir sin nutrirse de la relación con Cristo. Sin la oración cotidiana y la caridad vivida se convierte en un burócrata, en un gajo que poco a poco se muere y es tirado lejos. Que quede claro que sin Jesús no podemos hacer nada. Y la relación con El alimenta la relación con los otros. El Espíritu de Dios une, el espíritu del mal divide. La curia está llamada a mejorar, pero como cada cuerpo humano está expuesta al mal funcionamiento y a las enfermedades.

Seguidamente el Sucesor de Pedro hizo una lista de las 15 tentaciones y enfermedades curiales, y comenzó por la de “sentirse inmortal o indispensable”.

“Una Curia que no hace autocrítica y no se actualiza y no intenta mejorar es un cuerpo enfermo”, e invitó a los presentes a visitar los cementerios para ver los nombres de tantas personas “que se creían inmortales, inmunes e indispensables”. Para Francisco, “esto deriva de la patología del poder, del complejo de sentirse un elegido y del narcisismo”. Otras enfermedades de este catálogo de males de la Curia es el “excesivo trabajo”; el “endurecimiento mental y espiritual”, que “impide llorar con los que lloran y alegrarse con los que se alegran”; “la excesiva planificación” y “la enfermedad de la mala colaboración”. También destacó el “alzheimer espiritual”, que se observa en “quien ha perdido la memoria de su encuentro con el Señor y depende sólo de sus propias pasiones, caprichos y manías y construye a su alrededor muros y costumbres”. Otro de los males que enumeró el Papa fue el de la “rivalidad y la vanagloria”, que surge “cuando la apariencia y el color de los vestidos y las insignias de honor se convierten en el objetivo primario de la vida”. “La enfermedad de la esquizofrenia existencial”, está presente en los que viven “una doble vida fruto de la hipocresía típica del mediocre” y afecta a aquellos que “han abandonado el servicio pastoral sólo para hacer los asuntos burocrático”, agrego. “Las habladurías y los cotilleos”, son otra de las enfermedades citadas por el papa, así como la de “divinizar a los jefes”, al ser “víctimas del carrerismo y del oportunismo” pensando sólo a lo que se debe obtener y no a lo que se debe ofrecer”. Además citó “la enfermedad de la indiferencia hacia los demás”; la de la “cara fúnebre”, pues el religioso “debe ser una persona amable, serena y entusiasta y alegre que transmite alegría”, dijo. “Qué bien hace una buena dosis de humorismo”, agregó el Papa Bergoglio. La enfermedad de “acumular bienes materiales”, la de pertenecer “a círculos cerrados y la de la “mundanidad y el exhibicionismo”, concluyeron la lista. El Papa Francisco también quiso recordar que un día leyó que “los sacerdotes son como los aviones que son noticia cuando sólo cuando se caen”. Entonces subrayó que, sin embargo, “hay muchos que vuelan”, pero que “muchos critican, pero pocos rezan por ellos”. Y concluyó advirtiendo: “Cuánto mal puede causar un solo sacerdote que cae a todo el cuerpo de la Iglesia”.

0 comentarios en “El Papa desgrana los 15 pecados de la curia
  1. “el “alzheimer espiritual”, que se observa en “quien ha perdido la memoria de su encuentro con el Señor y depende sólo de sus propias pasiones, caprichos y manías y construye a su alrededor muros y costumbres”.

    Es epidemia Santo Padre y no solo en la curia vaticana.

  2. El Papa acusa los supuestos pecados de la curia que no esta mal. Pero ¿ por qué no tiende una mano para arrancar a los curiales de sus pecados? Jesús denuncia y tiende la mano. El Papa acusa y deja al pecador en el fango sin posibilidad de sanación.

  3. La verdad es que esta homilia o discurso me parece de lo mejor que ha dicho el Papa en fondo y forma, seguro que lo dice sobre todo por Wesolofsky y por la Conferencia episcopal paraguaya.

  4. El otro año ya no habrà estas reuniones…..

    Para oìr eso…. basta ir al kyosco de la esquina…

    Se acabaron las reuniones navideñas tradicionales…. Ya no son necesarias…..

    Para recibir injurias…. no… ya no.

  5. No entiendo porque el Papa se dedica a criticar públicamente y con tanta dureza en vez de limitarse a reformar la Curia. Me parece que tanto ataque agrio, por no decir amargo, sólo puede entenderse por un arranque espontáneo de indignación. Pero este discurso no es espontáneo, ni las homilías de Santa Marta, cada vez más duras.

  6. Además, puestos a criticar a la Curia, a mi me parece mucho más alarmante que la encabece un Pontífice que apoya a Kasper y todos esos que pretenden oficializar el sacrilegio de la Comunión en pecado. Eso sí que es más preocupante que el narcisismo y la falta de “humorismo”.

  7. Coñi, otra vez el Papa poniendo a caldo a todo el mundo. Hoy le ha tocado a la curia.

    Qué gran santo tenemos en ciernes.

    Siempre hablando de los defectos de los demás pero nunca de los suyos propios.

  8. Bendito sea este Papa y que Dios le proteja para seguir con fidelidad esta gran carga y esta maravillosa misión. Que se bendito por siempre este buen Papa.

  9. Me parece bien que el papa Francisco haga esas advertencias a los miembros de la Curia aunque creo que debería hacerlas de forma más privada. Pero si por alguna razón que se me escapa considera que es mejor hacerlas públicamente, pienso que cuando señale los defectos en que incurren algunos representantes de la Iglesia debería también mencionar las virtudes que poseen los demás (la mayoría en mi opinión) pues de lo contrario está dando pie a que los ajenos a la Iglesia se formen una imagen exageradamente negativa de la misma que no creo que invite a nadie a acercarse a ella. Es decir, pienso que cada vez que el papa menciona esos defectos que deben ser corregidos debería también mencionar la existencia de la inmensa cantidad de miembros de la Iglesia (obispos, curas, religiosas y religiosos, seglares,…) que, inspirados por su fe, actúan en todo el mundo con enorme generosidad y entrega a favor de los más desfavorecidos de cualquier condición.

  10. La Conferencia episcopal alemana vuelve al ataque pidiendo que comulguen los divorciados vueltos a casar en según que circunstancias. A ver si Francisco ejerce la autoridad de Sucesor de Pedro y de una vez por todas mete en cintura a estos enemigos de Cristo. Su misión es ésa, confirmar en la fe a los hijos de la Iglesia.

  11. Un Obispo de Roma, que no sigue las reglas de la corrección fraterna. Hace públicos los “pecados” de sus hijos ante los enemigos de la Iglesia. ¿Iglesia a dónde vas?

  12. “el “alzheimer espiritual”, que se observa en “quien ha perdido la memoria de su encuentro con el Señor y depende sólo de sus propias pasiones, caprichos y manías y construye a su alrededor muros y costumbres”.
    Qué bien se ha definido Francisco.

  13. Demasiada reprimenda seguida. Demasiada critica en público. Que era aquello de quién soy yo para juzgar…
    Ah! Era para no juzgar a los homosexuales. A los demás manga ancha.

  14. Denunciar publicamente los pecados del projimo sin ayudar a corregirlos es imprudencia y murmuración, es justo lo contrario de lo que hizo Cristo.
    Yo espero la venida de Nuestro Señor Jesucristo esta noche, lo celebrare con mi familia y alabaré y bendeciré a Dios todos los dias de mi vida.
    De Bergoglio solo espero bergogliadas.

  15. Creo que este Papa es el mejor que hemos tenido en muchos años, por fin está abriendo las ventanas del Vaticano para que entre aire fresco y la luz de Dios.
    El mismo Cristo fue muy duro para criticar a los fariseos y a los mercaderes del templo, por lo que considero indispensable que el papa Francisco denuncie públicamente (vasta de secretísimos en el Vaticano ) los errores y pecados que se cometen en la Iglesia para desde allí retomar el camino de Cristo y que la Iglesia sea el faro que guíe a mundo actual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles