Carlos Herrera felicita a Javier Maroto por su ‘boda’ con su ‘novio’

|

14335166787832

Cambio editorial en la radio de los obispos: Carlos Herrera felicita efusivamente a Javier Maroto, del Partido Popular, por su ‘boda homosexual’ que tendrá lugar el próximo fin de semana.

La radio de los obispos españoles, COPE, ha cambiado su línea editorial: Después de convocar a su audiencia hace sólo 10 años contra la inicua ley del mal llamado matrimonio homosexual, una de esas medidas de ingeniería social del gobierno de Zapatero, con eslóganes como «La familia sí importa», hoy se congratula en la celebración del ‘enlace matrimonial’ de uno de los líderes más destacados del Partido Popular.

Carlos Herrera, fichaje estrella de Giménez Barriocanal para la nueva temporada de radio, ha felicitado, con gran efusividad, al vicesecretario sectorial del PP, Javier Maroto. Maroto, de 43 años, celebrará el próximo 18 de septiembre un simulacro de boda, en Vitoria, con su pareja homosexual, Josema Rodríguez, con el que lleva 19 años conviviendo.

Al final de una breve entrevista, las palabras entre Herrera y Maroto, en la radio de la Conferencia Episcopal, fueron las siguientes:

– Javier Maroto, Vicesecretario Sectorial del PP, permítame que le felicite, porque sé que va a contraer usted matrimonio con su pareja, el próximo 18 de septiembre si no me equivoco.

– Sí, muchísimas gracias.

– Tengo entendido además, al ser su pareja, compañero de toda la vida, al que he tenido el gusto de conocer por cierto, desde hace años.

– Sí, es muy admirador tuyo Carlos, 19 años juntos… Josema es muy admirador tuyo, te lo dijo el otro día, te escucha todas las mañanas y supongo que hoy también.

– ¿Le crea a usted algún tipo de incomidad que esa celebración personal de usted y de Josema, que van a realizar el 18, sea objeto de interés por cuanto se especule acerca de si va a ir el Señor Rajoy o no va a ir, si debe ir o no debe ir, o si es de interés del PP que no lo ven adecuado o sí lo ven adecuado…

– Bueno yo lo que he percibido en relación a este hecho es muchísima normalidad, en la calle, entre mis amigos, en mi familia, y entre mis compañeros… Estamos en el año 2015, el señor Mariano Rajoy tiene el 18 de septiembre además de ese compromiso está en mitad de las catalanas, por tanto tendrá una agenda muy complicada y la resolverá en función de lo que considere más oportuno, ni nos vamos a querer más o menos por la decisión que tome. Lo que si quiero es trasladar un mensaje que sirva para aclarar el tema que estamos tratando. Mi partido, y yo no era una voz que decía que eso no era oportuno, tomó una decisión hace años de recurrir al constitucional el matrimonio de personas del mismo sexo, pero lo quiero dejar claro, nunca estuvo en contra de los derechos y obligaciones que se contraen en ese momento, sino que lo único que se recurría era el nombre de ese derecho, se recurrió que no tuviera el mismo nombre que el sacramento católico, que no emplease la palabra matrimonio. Yo y muchas otras personas entendimos que eso no era adecuado, porque a las cosas se les llama por su nombre, independientemente del nombre que les ponga la ley. Ese asunto se resolvió desfavorablemente y el TC decidió dejar las cosas tal cómo están. Si el PP no estuviera de acuerdo, con la mayoría absoluta que tiene en el congreso, la hubiese modificado. Si no lo ha hecho es porque considera que esa ley se ajusta y es una ley asumida y una ley reconocida en el PP. Quiero decir también que en el año 2015 es natural que lo que es normal en la calle sea normal en la ley, y de verdad a mi me gustaría que en futuras entrevistas y ocasiones, y en futuras bodas de cualquier persona, como la que vamos a celebrar el 18 de septiembre, deje de ser noticia en nuestro país. Ese día habremos alcanzado la normalidad a la que yo aspiro como persona, antes que como político.

– Celebro mucho y le doy la enhorabuena y le deseo lo mejor, Javier. Gracias por todo.

Al terminar la entrevista, Herrera preguntó a los tertulianos que comparten estudio con él, por las palabras de Maroto:

«A mi me ha parecido brillante, y le deseo toda la felicidad como no puede ser de otra manera. Y me parece bien que el PP finalmente haya abandonado esta trinchera, porque a pesar de tener razón teórica no creo que políticamente se ganara nada y no creo que socialmente se pierda demasiado» ha respondido Sostres, mientras Gómez Marín ha señalado que «nadie defiende en el mundo, ninguna persona sensata, salvo los rigoristas, que se discutan los derechos iguales para las parejas homosexuales«.

Ayuda a Infovaticana a seguir informando

Comentarios
0 comentarios en “Carlos Herrera felicita a Javier Maroto por su ‘boda’ con su ‘novio’
  1. Damas y caballeros, con Ustedes el partido de los católicos…votemos a estos que es el mal menor, que Zapatero es muy cabroncete, que quiere aborto y matrimonio homosexual, que quiere quitar los conciertos a los colegios diferenciados, que ha puesto educación a la ciudadanía, etc…

    Pero si los del PP, ¡¡¡con mayoría absoluta!!!, han mantenido las mismas leyes. Como dijo Blas: ¡¡¡HIPÓCRITAS!!!

  2. «Una derrota para la humanidad», Cardenal Parolin
    «Dramático oscurecimiento de la conciencia social», Benedicto XVI
    «Por eso Dios los ha entregado, siguiendo el impuso de sus apetitos,
    a una impureza tal que degrada sus propios cuerpos….
    Hombres con hombres cometen acciones ignominiosas
    y reciben en su propio cuerpo el pago merecido por su extravío.
    Y por haber rechazado el verdadero conocimiento de Dios,
    Dios los ha dejado a merced de su depravada mente,
    que les impusa a hacer lo que no deben», San Pablo, a los romanos.
    .
    Por más cope y por menos obispos,
    la Ley de Dios no va a cambiar.

  3. Pues en las palabras de felicitación de Carlos Herrera al político y persona homosexual Javier Maroto, aprecio similar tono al usado por el mismísimo papa Francisco para felicitar «por su labor editorial» a la lesbiana italiana Francesca Pardi, cuya carta y cuyos libros ha agradecido. (Empero, conozco los casos de católicos en ser fieles hijos y militantes de Cristo y de su Iglesia, que han escrito respectivas cartas al Papa,por diversos motivos, y aún esperan, como quien a Godot espera, respuestas que no llegan… y que no llegarán, lo más probable, si Dios no pone su santa mano.)

    En realidad, me parece que Carlos Herrera en su felicitación al señor Maroto está incluso menos «heterodoxo» que el Papa, pues desear felicidad a alguien, aunque tal felicidad se desprenda de una convicencia radicalmente anticristiana como es la convivencia en pareja homosexual, en principio no es malo,no es mal deseo. Parece ser que el Papa felicita a la activista lesbiana Francesca Pardi por su labor al frente de esa editorial promotora de la ideología de género, la cultura gay, etc, en tango el muy mediático -y él mismo confiesa que católico- Carlos Herrera se limita a desear a Javier Maroto un convencionalmente respetuoso y como aséptico «le felicito por su enlace matrimonial que pronto tendrá lugar». Claro que de haber sido menos políticamente correcto Carlos Herrera y más católicamente militante, podría haber aprovechado para hacer una defensa de la doctrina tradicional católica sobre el matrimonio, pero igual hasta se dejó aconsejar o seducir el señor Herrera por las muy papales «si un gay tiene buena voluntad y busca a Dios, ¿quién soy yo para juzgarlo?»

    Porque no es mal deseo desear que las personas sean felices, y manifestarlo en plan quedar bien, en plan corrección mediática, aunque se discrepe profundamente de las vías usadas por la persona de marrasen buscar esa felicidad.

    La sombra del cardenal Carlo Maria Martini es muy alargada:»Tengo amigos gais; me parecen magníficas personas.No me considero quién para juzgarlos».

  4. Demasiado aguanté esa tropa. Me alegro de haber desconectado antes de que empezara ese que se alegra. ¡Dios nos pille confesados, porque el castigo va a ser de aúpa!

  5. David (por alusiones):

    ¿Usted sabe leer? ¿Usted conoce lo que implica el recurso a la ironía, en el lenguaje? ¿Yo acaso he acusado al papa Francisco de lo que usted supone?

    Pero fíjese usted, por si no lo sabe. Cierto que el eminente cardenal Martini -según algunos conspicuos analistas de la realidad de la Iglesia, el candidato papable preferido por la masonería infiltrada en la Iglesia-, en alguno de sus últimos libros en forma de entrevista escribe eso que yo reproduzco. Y solo algunos años más tarde de ver la luz esa serie de libros a que me refiero, el papa Francisco, también jesuita, como el ya fallecido cardenal italiano, va y pronuncia una «sentencia», o lo dejamos en parecer, exactamente en la línea de la ya adelantada por el sabio eclesiástico italiano.

    ¿Simple coincidencia? ¿Deseo de reformar la doctrina católica? ¿Más «agionarmiento»? ¿Influjo de la masonería infiltrada? ¿Misericordia a raudales por parte del papa Francisco, aun a riesgo de modificar aspectos nucleares de la doctrina?

  6. El día que sepáis decirme que tiene de malo el matrimonio homosexual sin acudir a la biblia o a la «Ley Natural» (a saber qué es eso para vosotros, probablemente 7000000000 personas exactamente iguales que se mueven al unísono) , lloraré de emoción. Vamos qie lloraré.

  7. He tenido el infortunio de escucharlo, en directo, esta mañana. No suelo escuchar la radio por la mañana, ni soy seguidor de Carlos Herrera. Soy católico y, por eso, sintonizo (o, mejor sintonozaba hasta esta mañana) la COPE porque me inspira(ba) de suyo más confianza que cualquier otra emisora generalista.

    Me he quedado, literalmente, helado al escucharlo. No podía creerlo. En la noticia no explicáis que, inmediatamente después de la entrevista, Carlos Herrera pregunta a dos contertulios (no sé quiénes eran): «¿Qué os ha parecido esto último de la entrevista?» Responde el primero: «Brillante…». y El segundo: «Salvo algunos rigoristas, nadie está en contra de la igualdad de derechos y oportunidades de los homosexuales».

    Repugnante, vomitivo, nauseabundo. Si tienes fe y quieres conservarla, elimina la COPE de tu sintonía. Cuando vuelva el Hijo del Hombre, ¿encontrará fe en la Conferencia Episcopal? Alguno responderá: «Ah, ¿pero vuelve?»

    Es un escándalo, pero no una sorpresa: estos tiempos están profetizados.

  8. Cómo mola, ¿eh? En la radio de los obispos…¡ y en solo 10 años! Desde luego, el cambio social ha sido impresionante, repentino. Sin cambio generacional. Ha sido una auténtica revolución, que ha puesto a la sociedad de patas arriba… ¿Cuántos de esos que decían defender «la familia» saldrían ahora a la calle, una vez comprobado que «la familia» no corre ningún peligro…

  9. R u crazy!?!? -inserte aquí el icono de la flamenca y dos monos tapándose la boca- O sea: WTF?! Flipo con la gente, en serio.
    ——–
    Máximo despair que se resume en: Si te molesta que dos personas del mismo sexo se casen, te jodes. Te jodes porque se casan, te jodes porque se quieren y te jodes porque a nadie le importa que te joda.
    ——–
    #CómprateUnaVidaEnEbay Primo

  10. Al Herrera, en el mejor de los casos, se le ha ido al garete la entrevista, suponiendo que no haya sido a propósito. Entrevistaba a un político para hablar de la actualidad política del PP, sobre todo en relación con Cataluña. Al final.como conclusión, solo se ha hablado del matrimonio homosexual. En resumen o ha caído como un pardillo o ha sido demasiado listo para meter esa cuña..

  11. Bueno . Lo importante no es el matrimonio sino el Patrimonio . Si la Iglesia tal y como está el asunto no le gusta puede cambiar el nombre y en lugar de celebrar matrimonios que celebre » casamientos » . Si cuando uno se tropieza con retorcido , uno se puede convertir en anudado

  12. En principio no hay nada de malo en que dos homosexuales se amen, pero esta no puede ser la razón para que puedan formar matrimonio, ya que también dos amigos se aman, los miembros de una familia se aman, o los de una comunidad religiosa… ¿Por qué el Estado debería privilegiar la relación sexual (homo o hetero) concediéndole unos beneficios y un reconocimiento que no concede a otro tipo de relaciones afectivas, que aportan igualmente múltiples valores positivos y estabilidad social? La única razón es que sólo la relación sexual puede aportar a la sociedad y al Estado algo que las demás no pueden: los hijos. Pero esto sólo es posible para la relación sexual heterosexual. Y además, no es suficiente con que se produzcan esas relaciones sexuales heterosexuales de forma más o menos desorganizada, simplemente para «producir» criaturas. Al Estado le interesa (o debería interesarle) que esas relaciones de pareja sean lo más estables posible para que los hijos puedan nacer y crecer en un marco idóneo. Esto es el matrimonio y la familia. Lo demás es otra cosa -muy romántico, si queréis- pero otra cosa.

  13. Lamento profundamente el cambio del sr.Exposito por por Carlos Herrera. El primero era muy natural y se le escuchaba con interes. El segundo es un engolado con voz pastosa y engolada que se escucha a si mismo encantado de conocerse.

    Era facil no meterse en el charco de esa pareja, otra mas, de homosexuales.Pero no, habia que retar y hacer el gili.
    Quien es el incompetente que toma decisiones en la Cope? Han perdido una oyente…..de momenro. Perderan mas

  14. ¿ A alguien le extraña que esto ocurra en la EMISORA DEL PARTIDO POPULAR?
    La Conferencia Episcopal ha puesto todos sus medios de comunicación y patrimonio al servicio de la ideología de género y del capitalismo.
    No esperen ni defensa de la vida y la familia, ni de la justicia social ni de los derechos de los trabajadores.
    Solo se difunde lo que es «políticamente correcto».
    Por cierto, unanimidad o silencio cómplice entre todos los representantes de la propiedad.

  15. Herrera, si de mi dependiera ya estabas en la pc ( puñetera calle )tus opiniones y felicitaciones personales las debes hacer en privado, pues a los oyentes no nos interesan lo mas minimo.y si a ti te gustan los apaños ( que no es lo mismo que matrimonio nene, para que te enteres ) de maricones, pues eso es cosa tuya pero no utilices torticeramente la Cope para ensalzar mariconadas.

    y si los del PP van a ese evento dejalos que vayan. Si ya los conocemos. Se la han jugado por andar flirteando a varias bandas y s se la siguen jugando los muy

  16. ¿Por qué ha desaparecido la noticia de que la Cope «regañaba» a Herrera en su editorial donde le enmendaba la plana? No me parece justo que se mantenga este artículo sin aquel al lado.

  17. Dicen este Maroto y otros dirigentes peperos que su partido no va perder muchos votos por sus vengonzosas mentiras y traiciones a de millones de sus votantes. Ha traicionado a los católicos coherentes con la doctrina de la Iglesia sobre el matrimonio y el aborto, ha traicionado a las víctimas del terrorismo, aceptando la misma política entreguista de Zapatrolero con los asesinos proetarras en las instituciones. Ha traicionado a los contribuyentes subiendo unos impuestos que prometió bajar. Y en el aspecto económco la mayoría de los españoles son más pobres porque sus sueldos y contratos son más bajos y precarios por culpa de sus agresivas reformas. Y además, está carcomido por la corrupción.

    El PP se ha convertido en un partido amoral y tan relativista como a mayoria de los partidos políticos, y como algunos comentaristas de este blog. Y esas traiciones ya le han pasado factura el pasado 24 de mayo y le seguirán pasando en las próximas elecciones generles.

  18. Condenado al celibato

    29 de julio 2015

    Fray Jacinto Grubb, O.P.

    Todo el mundo quiere el matrimonio. Se nos ha enseñado a adorarlo desde el momento en que somos niños. En los cuentos de hadas sobre la boda encantadora del príncipe y la princesa se da el paso decisivo para ser felices para siempre. Innumerables personas son seguidores ávidos de los matrimonios de los famosos. Y muchos gastan cantidades exorbitantes de dinero, tratando de imitarlos, en el intento de construir un comienzo perfecto para ser felices para siempre.

    En el reciente caso del Tribunal Supremo, sobre el matrimonio, el juez Kennedy no está abriendo nuevos caminos cuando escribe: «. Para cubrir nuestros necesidades humanas básicas, el matrimonio es esencial, en orden a colmar nuestras más profundas esperanzas y aspiraciones» Parece como si el juez Kennedy equiparase el matrimonio con la felicidad y la realización en sí.

    Dado que, en opinión del juez Kennedy, el matrimonio es «esencial» para nuestra esperanzas, aspiraciones, y consecución de la felicidad, no es causa de sorpresa que las parejas homosexuales «busquen y necesiten, debido a su dignidad, sus privilegios y responsabilidades.»

    Si el matrimonio es esencial para la felicidad, entonces debe ser redefinido para adaptarse a las inclinaciones románticas de de cada cual. Después de todo, sería injusto excluir a alguien de la felicidad.

    Debido a esta asombrosa idolatría del matrimonio, una respuesta católica a la atracción del mismo sexo, puede parecer un obstáculo injusto para la felicidad de una persona. ¿Cómo puede un Dios misericordioso condenar a alguien al celibato? ¿Por qué un Dios amoroso quiere que alguien no sea feliz?

    Pero la doctrina de la Iglesia sólo tiene sentido en el marco más amplio de la doctrina moral católica, ordenada en última instancia hacia una vida de virtud, en unión con Cristo, para alcanzar la bienaventuranza eterna en el cielo y la felicidad aquí en la tierra, que no se encuentran, no en el placer, el sexo o la riqueza, ni en ningún bien terrenal, condenado a la desaparición. Se encuentra en Cristo. Y por eso el mismo Señor nos ordena:

    “No acumuléis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín los corrompen, y donde los ladrones abren boquetes y roban. Acumulad tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín los corrompen, y donde ladrones no entran ni roban.” (Mt 6, 19-20)

    El matrimonio no es un tesoro en el cielo,» pues en la resurrección ni se casarán ni se darán en casamiento» (Mt 22:30). Todos seremos célibes y castos en el cielo. El matrimonio es un buen ornato de este mundo: un bien real y un verdadero medio para alcanzar esos tesoros celestiales, pero en sí no es un tesoro celestial. E incluso podría ser una distracción. San Pablo aconseja:

    “ Me gustaría que estuviéseis libres de preocupaciones. El soltero se preocupa de las cosas del Señor – de cómo agradar al Señor-. Pero un hombre casado se preocupa de las cosas del mundo, de cómo agradar a su mujer y sus intereses están divididos.” (1 Corintios 7: 32-34)

    Algunos son elegidos para el celibato especialmente consagrado por el sacerdocio o la vida religiosa. Una consagración de este tipo es un camino de servicio más directo a Cristo. Esto no significa que se denigre el matrimonio o negar que puede ser un poderoso medio para alcanzar la santidad. Tampoco la excelencia de la vocación del celibato ignora la virtud ciertamente heroica, de muchas parejas de casados Simplemente su situación es excelente, pues, como dice San Pablo: el hombre casado debe estar preocupado por las cosas del mundo y sus intereses están divididos. Su atención no está directamente relacionada con las cosas del Señor.

    El matrimonio no puede a veces, soportar las cargas que a menudo conlleva.

    Sin embargo el juez Kenndy dice que es acorde con la cultura popular y que es «esencial» para nuestra felicidad. El matrimonio no es necesario para alcanzar la felicidad en este mundo o la bienaventuranza en el siguiente. Si alguien hace demasiadas preguntas sobre el matrimonio, si cree que será feliz para siempre o presume de que el cónyuge podrá satisfacer sus necesidades y deseos más profundos, sólo llegará a sentirse decepcionado. Tan sólo cuando valoramos el matrimonio como lo que realmente puede ofrece: un reflejo del amor de Cristo por su Iglesia y el más común, pero no el más seguro camino hacia la santidad, podremos reconocer y apreciar el matrimonio en su justa dimensión.

    Y una vez que reconocemos el matrimonio como un bien, por limitado que sea, entonces podremos examinar el tema del celibato casto que deben practicar las personas con atracción por el mismo sexo, y que se consideran creyentes practicantes. Dios llama a algunos hombres y mujeres a ser semejantes a Él de modo poco común y extraordinario. Reciben esta llamada como una vocación al sacerdocio y a la vida consagrada. La mayoría de nuestros grandes santos fueron elegidos.

    A los otros, que experimentan una persistente atracción hacia el mismo sexo, Dios les pide también abrazar el celibato. En cualquier caso, el celibato no es fácil: depende de gracias sobrenaturales. Pero si esto es lo que Dios pide de nosotros, será nuestro camino a la perfección, plenitud y felicidad.

    Las personas con atracción hacia el mismo sexo no están condenados al celibato. Simplemente han sido agraciados con este don.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 caracteres disponibles